sábado, 11 de junio de 2011

El bardo neurotico, su amor se ha marchado.

Cual astillado me encuentro,
que mal me siento por dentro,
sufro por no tenerlo conmigo,
tiemblo al no tener tu abrigo.
Retumban sus sonidos en mi cabeza,
y ya lo recuerdo con pereza,
la piel tersa que le recubría,
me gustaba acariciarla todo el día.
Maldito mal golpe sufría,
el día que lo perdía,
mas no puedo dejarlo pasar,
aun por mi pesar,
lo he de recuperar.
La soberana justicia no podrá descansar,
sin antes encontrar,
a mi alma gemela,
que mi corazón anhela.
Ya han pasado muchas lunas,
y yo sigo sufriendo en ayuna.
Fue ese el gran dilema,
fue ese el gran problema,
yo solo quería estar contigo,
y tu solo querías golpear ese postigo.
Vuelve a casa, ha casa vuelve,
aunque sea solo en navidad,
no quiero estar en soledad.
Da igual que no sea en noche buena,
solo quiero que golpes para escuchar como suena.
El frio espacio que has dejado en mi alcoba,
no lo toca nadie ni siquiera la escoba,
porque se marcharía el olor,
que recuerdo con amor.
Aun mas recuerdo,
éramos felices como perdices,
tus chillidos me hacian sangran las narices,
yo te cogía del mango te estampaba contra la pared y tu chillabas de placer.
Vuelve a casa mamon...
Te quiero martillo chillón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada